La Primitiva pone en juego un bote de 54 millones de euros