La Primitiva; alegría y desventura