A sus 68 años la Quiniela sigue en plena forma